ENVÍO GRATIS EN PEDIDOS DE MÁS DE 39€ (ESPAÑA)

Las 2 principales mentiras sobre la carne

Las 2 principales mentiras sobre la carne

noviembre 21, 2019

1.- Provoca cáncer, diabetes y acorta la esperanza de vida 

Se ha intentado por todos los medios, aún así no hay una sola prueba científica que confirme que la carne es mala para la salud, sólo hay asociaciones entre causas y efectos potenciales. 

En general los efectos negativos de la carne suelen estar asociados a la forma en la que se prepara (frita, empanada ...) y a lo que la acompaña (patatas fritas, refrescos…).

Recientemente la teoría de que la carne es mala se ha visto muy comprometida por este artículo publicado en Annals of Internal Medicine, click para leer más.

Este estudio ha sido llevado a cabo por un panel de 14 expertos en el que se ha hecho una revisión y meta análisis de más de 118 artículos científicos (56 cohortes) con más de 6 millones de participantes. 

La conclusión del estudio ha sido que los posibles efectos absolutos del consumo de carne roja en la mortalidad e incidencia del cáncer son prácticamente inexistentes, y la certeza de la evidencia es muy baja.

 

 

2.- La industria cárnica contamina más que la industria del transporte 

Sin duda uno de los argumentos más utilizados para criminalizar la carne, sin embargo los parámetros para medir el impacto de ambas industrias han sido muy diferentes e injustos. 

Por ejemplo, para la industria del transporte sólo se han medido las emisiones producidas por los vehículos, sin tener en cuenta su fabricación y todo lo que conlleva. Mientras para la industria ganadera se ha contabilizado absolutamente todo, desde lo que consume un tractor hasta lo que cuesta llevar cada producto al supermercado. 

De acuerdo a la U.S. Environmental Protection Agency (organismo oficial), los gases de efecto invernadero producidos por la producción de vacuno suponen menos del 2% del total y el transporte supone el 27%. En Estados Unidos la ganadería intensiva (mucho más contaminante) tiene un peso mayor que en Europa. 

En todo lo relacionado con aspectos medioambientales debe haber una reflexión en cuanto a la diferencia entre ganadería intensiva y ganadería extensiva. En Cherky, estamos involucrados en un proyecto de la UE al respecto, click aquí para saber más.  

Otro de los principales argumentos falsos en contra de la carne es que se necesitan más de 2000 litros de agua para obtener una hamburguesa. 

La parte más importante de la dieta del ganado criado en libertad son los recursos a su disposición (agua y hierba). Muy habitualmente, este ganado pasta en terrenos no  cultivables, por ejemplo zonas de montaña o terrenos muy rocosos, en los que la ganadería es la única forma de sacar rendimiento.

Para la cría de la ternera también se emplean subproductos o cultivos vegetales que nosotros no podemos consumir. 

Una práctica ganadera bien gestionada puede ser parte de la solución al cambio climático. 

Hay numerosos estudios que demuestran que la rotación constante del ganado a nuevos terrenos de pasto  secuestran una cantidad importante de carbono en el suelo. Además también se ha comprobado cómo el ganado criado en libertad mejora la biodiversidad del medio y la salud del suelo.  

Parece ser que la carne roja se ha convertido en la cabeza de turco perfecta para justificar la preocupación hacia el cambio climático y el empeoramiento generalizado de la salud de la población occidental. 

Se ha demostrado que impulsar una dieta basada en alimentos de origen vegetal no es la solución perfecta a los problemas nutricionales ni productivos a los que nos enfrentamos. 

Es el momento de revisar las evidencias que tenemos para buscar soluciones más allá de que los grandes intereses económicos sean los que establezcan que tenemos que comer y quien se va a beneficiar de ello.



15% DESCUENTO

Si nos dejas tu dirección de correo electrónico