ENVÍO GRATIS EN PEDIDOS DE MÁS DE 39€ (ESPAÑA)

7 ERRORES FATALES AL COCINAR CARNE (Y EL PEOR DE TODOS ES...)

7 ERRORES FATALES AL COCINAR CARNE (Y EL PEOR DE TODOS ES...)

diciembre 22, 2020

Hola de nuevo Meatlover, 

Esta semana os traemos una lista con algunos errores que todos cometemos o hemos cometido cocinando nuestro manjar favorito. 

Y es que no hay nada peor que comprar un trozo de carne impresionante, salivar pensando en la hora de comerlo y luego arruinarlo en la cocina. A quien no le ha pasado...

Solamente tienes que tener en cuenta unos pequeños detalles que marcarán una gran  diferencia y que te harán digno de cocinar cualquier solomillo o chuletón por caro que sea. 


1.- CALIDAD 

Algo que parece evidente pero que no siempre tenemos en cuenta. 

La crianza y la alimentación del ganado tienen una influencia directa en la textura y el sabor de la carne que tenemos en el plato. Por eso nunca nos cansaremos de recomendar consumir carne ecológica siempre que sea posible. 

Otros parámetros como la conservación y la mano del carnicero también afectan a la calidad final. 


2.- ELIGE EL CORTE ADECUADO. 

No todos los cortes de carne son iguales ni se cocinan igual. 

Dependiendo del músculo del que provenga, éste será más o menos duro. Os contamos más en detalle las diferencias entre cortes duros y tiernos y cómo cocinar cada uno en nuestra receta de carrilleras de ternera


3.- DE LA NEVERA A LA SARTÉN NO POR FAVOR, ATEMPERA LA CARNE. 

Si vas a cocinar una pieza de carne a la plancha o a la parrilla lo ideal es cocinarlo a temperatura ambiente, sobre todo si tiene cierto grosor. 

Si lo sacas de la nevera directamente lo más seguro es que el centro te quede frío o templado (con suerte). 

Lo ideal es dejar que se atempere por lo menos 20-30 minutos antes de cocinar. 


4.- CALIENTA BIEN LA SARTÉN (O EL HORNO)

No tengas miedo, deja que la sartén, parrilla, cazuela o cacharro en el que vas a cocinar se caliente en condiciones antes de echar el aceite o la grasa necesaria para dorar la carne. 

Básicamente, sin color no hay sabor, por eso sabe más rica una pechuga de pollo a la plancha que cocida. Esto se debe a la reacción de Maillard por la cual, gracias a la alta temperatura, los azúcares y las proteínas de la carne reaccionan proporcionando ese color y aroma tan característico que nos hace salivar. 

Si tu sartén no está lo suficientemente caliente la carne se cocerá, comenzará a soltar líquido y seguramente quede dura.

También es recomendable secar la carne de sus propios jugos antes de sazonar. 

Lo mismo sucede si vas a asar algo, introduce la carne con el horno precalentado (10 minutos aproximadamente). 



5.- SAZONA CORRECTAMENTE

Hay mucha controversia con el tema de la sal: ¿antes o después?, ¿seca más la carne? 


Parece que lo ideal es sazonar con sal fina y/o especias, o bien inmediatamente antes de cocinar la carne, o bien 40 minutos antes de cocinar la carne. Cualquier cosa intermedia no suele dar buenos resultados. 

La sal gorda o la sal en escamas es ideal para añadir justo antes de comerla, una vez cocinada. 


6.- NO MAREES LA CARNE, DEJA DE DARLE VUELTAS. 

Si estás continuamente dando vueltas a la carne no terminará de coger ese color que estamos buscando y es posible que se pase. Pon tu pieza de carne sazonada en una sartén bien caliente y ten paciencia. 

Si es una pieza muy gruesa como un solomillo, sí que puede ser recomendable bajar un poco el fuego y darle la vuelta a la pieza cada 30-40 segundos hasta completar unos 2 minutos por cada lado. De esta forma se cocinará más uniformemente y evitarás que se tueste demasiado. Esto siempre que hablemos de piezas gruesas. 


7.- ESTE ES EL PEOR ERROR AL COCINAR CARNE: DÉJALA REPOSAR, NO LA TOQUES 

Entendemos que mueres de ganas por empezar a comerte tu solomillo, pero espera. Tu paciencia se va a ver recompensada.

Una vez que retiras la carne de la sartén o del horno, esta se sigue cocinando. Es importante dejarla reposar fuera de la sartén o fuente caliente para que no se pase, lo ideal es en una tabla limpia. 

Esta etapa es quizá las más importante y la que puede hacer que tu solomillo sea un filete mediocre o que sea un solomillo 5 estrellas como el de un buen restaurante. 

Durante el reposo, los jugos de la carne se distribuyen uniformemente por toda la pieza y las fibras se asientan. Por eso, cuando por fin te lo comas, la carne estará mucho más tierna y jugosa. 

Algo que te puede servir como guía es dejar reposar la carne el mismo tiempo que se ha cocinado.

Si lo que has cocinado es un guiso, un estofado, un braseado o algo con una cocción larga lo ideal es comerlo al día siguiente.


Y hasta aquí nuestra lista de los peores errores que cometemos al cocinar carne. 

Esperamos que estos pequeños trucos te ayuden a disfrutar aún más cocinando y comiendo tu comida favorita. 

Sigue estos consejos y verás lo fácil que es disfrutar en condiciones de una buena carne. 

Que aproveche



15% DESCUENTO

Si nos dejas tu dirección de correo electrónico